comidaafrodisiaca.com.

comidaafrodisiaca.com.

Pastel de plátano y canela, un postre afrodisíaco nostálgico

Introducción

El pastel de plátano y canela es un postre que combina dos ingredientes muy especiales para crear un sabor único y delicioso. Además, se le atribuyen propiedades afrodisíacas, lo que lo convierte en una opción perfecta para sorprender a tu pareja en una cena romántica. En este artículo vamos a conocer más sobre la historia detrás de este postre y cómo prepararlo en casa. También hablaremos sobre por qué se considera un afrodisíaco y cómo puede afectar a nuestro cuerpo.

Orígenes del pastel de plátano y canela

El pastel de plátano y canela tiene sus raíces en la cocina criolla de Louisiana, Estados Unidos. La región de Nueva Orleans, en particular, es conocida por su cultura culinaria única, que combina influencias africanas, francesas y españolas. En la cocina criolla, el plátano es un ingrediente muy común, ya que era una fruta fácil de conseguir gracias a las plantaciones cercanas. Además, la canela era un producto que se importaba desde México y se utilizaba como una especia para dar sabor a los postres. Con el tiempo, la receta del pastel de plátano y canela fue evolucionando y adaptándose a diferentes regiones y gustos. Actualmente, se pueden encontrar variantes de este postre en todo el mundo.

Propiedades afrodisíacas

El pastel de plátano y canela se considera un afrodisíaco por varias razones. En primer lugar, el plátano es una fruta rica en nutrientes que promueven la producción de serotonina, una hormona que afecta nuestro estado de ánimo y nivel de felicidad. También se cree que la canela tiene propiedades afrodisíacas debido a su aroma y sabor. Algunos estudios han demostrado que su aroma puede estimular la función cognitiva y mejorar el estado de ánimo, lo que a su vez puede aumentar la libido. En combinación, el plátano y la canela crean un postre que no solo es delicioso, sino que también puede tener un efecto positivo en nuestro cuerpo y mente.

Preparación del pastel de plátano y canela

Para preparar el pastel de plátano y canela, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/2 taza de mantequilla ablandada
  • 1 taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 taza de puré de plátano (3-4 plátanos maduros)
  • 1/2 taza de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
Comienza precalentando el horno a 175°C y engrasando un molde para pastel. En un tazón aparte, mezcla la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio, la sal y la canela. En otro tazón, bate la mantequilla y el azúcar hasta que estén suaves y cremosos. Agrega los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada adición. Agrega el puré de plátano, la leche y el extracto de vainilla y mezcla bien. Agrega los ingredientes secos a la mezcla de plátano y mezcla hasta que estén bien incorporados. Vierte la mezcla en el molde para pastel y hornea durante aproximadamente una hora o hasta que un palillo salga limpio al insertarlo en el centro del pastel.

Variantes del pastel de plátano y canela

Existen muchas formas diferentes de preparar el pastel de plátano y canela, y cada una puede tener su propio toque especial. Aquí te presentamos algunas variantes populares:
  • Pastel de plátano y nueces: añade 1 taza de nueces picadas a la mezcla antes de hornear.
  • Pastel de plátano con cobertura de queso crema: mezcla 1 paquete de queso crema ablandado con 1/4 taza de mantequilla y 2 tazas de azúcar glas. Extiende la mezcla sobre el pastel enfriado.
  • Mini tartas de plátano y canela: utiliza un molde para muffins y hornea durante unos 20-25 minutos o hasta que un palillo salga limpio. Decora con un poco de crema batida y canela molida.

Conclusión

El pastel de plátano y canela es un postre delicioso y fácil de preparar que combina dos ingredientes muy especiales. Además, se le atribuyen propiedades afrodisíacas, lo que lo convierte en una opción interesante para compartir en una cena romántica. Con un poco de creatividad, puedes adaptar la receta a tu gusto y crear tus propias variantes. ¡No dudes en probarlo y sorprender a tus seres queridos con un postre lleno de sabor y alegría!